Esta web utiliza cookies para poder configurar de forma ideal y optimizar continuamente la página web. Si continúa haciendo uso de esta página web, declara usted su conformidad con el uso de cookies. > Más información en la política de cookies.

x

Boda en Isla Marina de Javier y Claudia

| #Bodas

Boda en Isla Marina de Javier y Claudia

 

Boda de Claudia y Javi

Después de varios meses de trabajo y llegando al fin de la temporada alta de bodas 2016, os muestro mi último video slideshow, muestra del  reportaje fotográfico de la Boda de Claudía y Javi, una pareja de enamorados que reside en Alicante. En esta ocasión los novios leyeron  el reportaje sobre los Diez mejores fotógrafos de Alicante de la web de boda Zankyou, y con diligencia e interés en mi trabajo se pusieron en contacto conmigo.

 

El enlace se celebró el atardecer de pasado 23 de Septiembre en Isla Marina, (un oasis para celebrar bodas en el centro de la bahía de Alicante).  Como es habitual y antes del evento tome fotografías de los novios arreglándose y compartiendo instantes de excitación y mucho entusiasmo. Claudia,  se engalanó en la actual  casa de la pareja en  San Vicente, mientras que con la dulzura  y encanto que le caracterizan regalaba sonrisas a sus familiares y amigos. Javi lo hizo en el NH Marriot Alicante, dejando ver su timidez y nerviosismo minutos antes del esperado evento.  Caía la tarde y anunciaba el momento perfecto. La ubicación era idílica, frente al mar y la ambientación de luces house fusión día y noche, dieron a la ceremonia un toque mágico y especial que la hizo inolvidable.  Finalmente, delante de más de trescientos invitados y después de palabras conmovedoras de uno hacia el otro, nervios y miradas de adoración, Claudía y Javi se dieron el “sí quiero”.  Tras la ceremonia, se sirvió el banquete basado en la cocina mediterranea, tipo buffet y bajo el servicio de un personal profesional y muy atento. No faltaron detalles. La gala fue brillante. Un saxofonista amenizaba la fiesta y hasta la novia deleito con su voz a los invitados. Globos con mensaje que se lanzaron al cielo y deseos, muchos deseos de felicidad para los recién casados.

En lo que se refiere a mi, disfruté, de cada instante. Como siempre digo, es el leitmotiv de mi obra necesario para que esta tenga la calidad que espero. Más tarde mientras seleccionada  y retocaba las fotografías de mi último reportaje de boda en Alicante, me preguntaba: ¿Por qué las bodas cuyos novios me invitan a perpetuar con atractivas imágenes tienen algo tan especial para mi? ¿Cuál es el sorprendente motor de cada una de ellas que me aviva y provoca mi pasión por plasmar con detalle cada particular y emotivo momento de ese día? Siempre son dos personas que celebran su amor y comparten sus deseos de unión con otros seres queridos. Podría parecer la misma historia pero extraordinariamente cada pareja es única y atesora sentimientos  y vivencias extraordinariamente singulares. El día del enlace procede de una historia de encuentros, expectación y promesas, y precede a una historia de vida con proyectos en común, incierta pero de ensueño. El día del enlace estoy yo para plasmar ese pedacito de historia, hacer memoria en otros y para recordarme con  cada “click” de mi cámara fotográfica que lo más importante es la relación que establecemos con los otros, la manera de entregarnos, regalarnos, cuidarnos y compartir vidas. Definitivamente sí, este es el motor incuestionable de mi vocación por la fotografía de bodas. Este, y claro está, la satisfacción  y gratitud de los novios al recordar el  día de su boda  a través de  mis imágenes, que siempre procuro que sean únicas y originales, como ellos, como su  imperecedera ya historia de amor.

Comentarios:

No hay comentarios para este post. Sé el primero en hacerlo...

Deja un comentario